SOAP y REST

Los métodos SOAP (Simple Object Access Protocol) y REST (Representational State Transfer) son dos de los enfoques más ampliamente empleados para desarrollar APIs (Application Programming Interfaces). Ambos tienen sus propias ventajas, desventajas y aplicaciones ideales.

En ZetaSoftware, la efectividad y funcionalidad de nuestras APIs se evalúan utilizando la herramienta SoapUI, una solución completa para pruebas de API que permite simular llamadas, analizar respuestas y evaluar la coherencia del comportamiento. A continuación se presenta un análisis detallado de estos dos paradigmas, pensado para programadores que buscan comprender las implicancias de optar por uno u otro.

Métodos SOAP: Características y Uso

Definición y Estructura

SOAP es un protocolo que define un conjunto de reglas para estructurar mensajes y se basa en XML para su formato de mensaje. Cada mensaje SOAP tiene una estructura predefinida que incluye un encabezado y un cuerpo.

WS-Security

Una de las principales ventajas de SOAP es su fuerte enfoque en la seguridad, a través del estándar WS-Security. Esto lo hace más apto para aplicaciones empresariales o sistemas que manejan información sensible.

WSDL

SOAP utiliza el lenguaje de descripción de servicios web (WSDL) para describir tanto el formato del mensaje como las operaciones disponibles, lo que facilita la generación automática de código cliente.

Desventajas

Sin embargo, el enfoque estricto en la estructura y la especificación puede hacer que las APIs SOAP sean más pesadas y menos flexibles en comparación con REST. Además, la dependencia del XML añade complejidad y peso en el ancho de banda.

Métodos REST: Características y Uso

Orientación a Recursos

A diferencia de SOAP, REST es una arquitectura de estilo más que un protocolo estricto. Utiliza métodos HTTP estándar (GET, POST, PUT, DELETE) y está orientado a recursos, lo que lo hace más intuitivo.

Flexibilidad en Formatos

REST no está limitado a XML; puede usar múltiples formatos como JSON, texto plano y HTML. Esto lo convierte en una opción más ligera y rápida, especialmente útil para aplicaciones móviles o servicios web con alta demanda de tráfico.

Stateless

Las operaciones REST son “stateless”, es decir, cada solicitud del cliente a un servidor debe contener toda la información necesaria para comprenderla y procesarla. Esto facilita la escalabilidad y la distribución.

Desventajas

No obstante, REST carece de algunos de los estándares de seguridad avanzados que SOAP proporciona. Además, no tiene una descripción de servicio estándar como WSDL, lo que puede complicar la generación automática de clientes.

Comparación y Recomendaciones

SOAP es generalmente más adecuado para operaciones que requieren un alto nivel de seguridad y transacciones ACID. Es comúnmente usado en servicios financieros, sistemas de atención médica y servicios de red interna.

REST, por otro lado, es más adecuado para aplicaciones que requieren un alto rendimiento, escalabilidad y flexibilidad. Es comúnmente usado en aplicaciones móviles, servicios de medios sociales y proyectos de desarrollo público.

En ZetaSoftware, confiamos en la herramienta SoapUI para realizar pruebas exhaustivas en nuestras APIs. SoapUI nos permite simular diferentes tipos de llamadas a la API, analizar los datos devueltos y evaluar si las respuestas son coherentes con las expectativas. Esta rigurosa metodología de prueba asegura que nuestras soluciones de software cumplan con los más altos estándares de calidad y funcionalidad.

Acceso y Uso de la OpenAPI Specification (OAS) para REST en ZetaSoftware

Para aquellos interesados en explorar más a fondo la especificación de nuestra API REST, proporcionamos una OpenAPI Specification (OAS) accesible a través de la siguiente URL: https://www.zetasoftware.com/static/default.yaml.

Este documento YAML proporciona un detallado “roadmap” de nuestra API, incluyendo los ‘paths’ para cada método, parámetros de consulta y otros elementos cruciales para la interacción con nuestros servicios. Sin embargo, es importante señalar que todos los métodos que en su URL incluyan referencias a “Finanzas” deberán ser descartados de cualquier consideración.

Si usted es nuevo en el manejo del formato YAML, puede encontrar documentación relevante y ejemplos en el siguiente enlace: https://swagger.io/specification/.

Para aquellos que prefieran trabajar con JSON en lugar de YAML, recomendamos el uso de la herramienta Swagger Inspector, accesible a través de https://inspector.swagger.io/builder. Esta plataforma facilita la conversión de formatos y ayuda en la depuración de las APIs.

Swagger, que es una herramienta muy utilizada para diseñar, construir y documentar APIs RESTful. Aquí se detalla cómo usarla para probar una API específica. Permítame desglosar cada paso:

  1. Cargar la referencia al YAML en Definition y presionar Parse: Aquí se sugiere que el usuario debe cargar el archivo YAML que contiene la definición de la API en la sección denominada “Definition” dentro de la interfaz de Swagger. Una vez cargada, el botón “Parse” debe ser presionado para que Swagger procese la definición y prepare la interfaz para realizar pruebas.
  2. Se mostrarán declaradas la totalidad de las APIs: Después de presionar “Parse”, Swagger mostrará una lista de todas las APIs definidas en el archivo YAML.
  3. Bajo la sección APIS, seleccione la API que desee probar: En esta parte, se le pide al usuario que navegue hasta la sección titulada “APIs” y seleccione específicamente la API que desea probar.
  4. Para ello haga clic en POST: Una vez seleccionada la API, el usuario debe hacer clic en la operación HTTP que desea probar; en este caso, es “POST”.
  5. Para el ejemplo, seleccionaremos /APIs/RESTArticulosV1Query: Aquí se presenta un ejemplo con una API específica, que es “/APIs/RESTArticulosV1Query”.
  6. Bajo Request podrá ver la estructura de la consulta: Después de seleccionar la operación POST, el usuario verá una sección llamada “Request”, que muestra la estructura que debe tener la solicitud HTTP.
  7. Si indica los parámetros adecuados y ejecuta el botón SEND obtendrá en la sección del Response el JSON de salida: Finalmente, se le pide al usuario que ingrese los parámetros necesarios para la solicitud y presione el botón “SEND”. Al hacerlo, recibirá una respuesta que se mostrará en la sección “Response”, generalmente en formato JSON.
  8. De esta manera podrá determinar la estructura, probar la operatividad de la API y validar la respuesta: Este último punto resume el objetivo del proceso: permitir al usuario entender la estructura de la solicitud, probar la funcionalidad de la API y validar si la respuesta es la esperada.

Es crucial tener en cuenta que Swagger Inspector puede presentar problemas de compatibilidad con ciertos navegadores web. Por ejemplo, el navegador Opera podría no ser compatible. Además, en el caso de navegadores como Chrome, podría ser necesario descargar o activar ciertos complementos para asegurar la funcionalidad completa de la herramienta.


Compartir

SOAP y REST

O copia el enlace

CONTENIDO